Tu hogar con un estilo único

Llegar a una casa nueva es, sin duda, emocionante. El proceso de decorar las nuevas estancias conseguirá convertir esa casa en HOGAR. La selección de los muebles, de cada pieza y objeto, se convierte en un ritual para muchas personas. Desde luego, cuanto mejor y más a tu gusto esté decorado, mayor será la sensación de Hogar y de satisfacción por los momentos vividos en ella. Es el lugar en el que vas a pasar mucho tiempo, cuanto más te guste y lo sientas como tuyo, más lo vas a disfrutar.

Vivir en un Hogar organizado y ordenado, sin objetos en cualquier lugar, nos ayuda a automatizar muchas tareas y a no perder tiempo. Que cada cosa tenga su lugar, éste sea siempre el mismo (esto parece una tontería pero es muy importante) y que tengamos claro cuál es, nos ahorra tiempo. ¿Quién no ha perdido las llaves del coche unas cuantas veces ya? Es obvio pero si las dejas siempre en el mismo lugar, no solo no tendrás que buscarlas nunca más, acudirás a buscarlas al sitio en el que están de forma automática y mucho más rápida.

Si ya estás en tu casa, con todo bien organizado y unos muebles que te encantan, llega el turno de las paredes y ¿cómo podemos decorarlas para conseguir un efecto Wow? En las paredes de casa podemos colgar casi todo. Pero lograr ese efecto genial es algo más complicado. Colgar fotografías es una elección muy acertada, pero no fotografías excesivamente grandes y que no luzcan bien en esa bonita estancia. El efecto es mucho más óptimo si eliges varias fotografías, enmarcadas con el mismo marco o similares y de tamaños variados. Podrás dar rienda suelta a tu imaginación. Aquí no hay reglas establecidas, perfectamente alineadas (explota tu rienda Tetris) o más “casual”.

Las láminas son una opción sencilla y económica con la que podrás dar personalidad a tu hogar. Es un producto auténtico y genuino que dará color y vida a esa habitación que tiene menos muebles o para completar una esquina del salón. Láminas con mensajes motivadores, láminas alegres y láminas únicas y personalizadas. Da vida a tus paredes con recuerdos únicos de la terreta (lámina El Cabanyal), o con mujeres inspiradoras como Frida Khalo. Una lámina personalizada con esa fotografía que adoras, es también una opción fantástica de personalizar una estancia. Será un recuerdo único e irrepetible y tu mente te evocará a ese momento cada vez que mires esa ilustración.

Autoregalo, ¡porque te lo has ganado!

El autoregalo es cada vez una opción más elegida. Porque quién mejor que tú misma para hacerte ese regalo que deseas con todas tus fuerzas, nadie mejor que tú para eso porque sabes que es un acierto seguro. Porque nadie merece que la cuiden como tú, pero nadie te va a cuidar nunca mejor que tú misma. Entonces, ¿qué te frena para comprarte esa libreta que sabes que necesitas? O la camiseta que necesita tu fondo de armario. Sabes que eres la Reineta de tu casa (no importa si eres fallera o no) y te lo ganas cada día. 

Practicar la técnica del autoregalo es sinónimo de independencia. Es una satisfacción, un premio por tu trabajo, por la casa y los niños, un apoyo moral y un empuje para continuar mañana con más ganas.

Y no, no eres rara ni egoísta. ¿Sabías que el 65% de las mujeres decide regalarse algo en San Valentín? Y es una tendencia al alza. Cada vez nos nos valoramos más y ¿por qué no demostrarlo de vez en cuando con un detalle? No estamos hablando de derroches, hablamos de un REGALO. Una tarde en el cine para ver esa película que te chifla pero a la que nadie te puede acompañar, arañar por fin un rato al reloj para empezar ese libro que estás deseando leer, las libretas que necesitas para organizarte cada día y que te salvan la vida de tu memoria de pez. Una camiseta molona, porque todas tenemos días de estar Hasta el Moñete de todo y no pasa nada. Presume de estrés. Un paseo sola o una lámina que dé color a esa estancia que ahora resulta más aburrida, en fin, lo que te apetezca y tu cuerpo te pida. Tú lo sabes mejor que nadie, hazlo y ¡disfrútalo! ¡Te lo mereces, nos lo merecemos!

Practicar el autoregalo te ayudará a aumentar la confianza en ti misma, porque lo estás haciendo bien. El sentimiento de orgullo y disfrute respecto a tu vida y a ti misma, se potenciarán porque reconoces tu propio valor y valoras ese premio que te has regalado. Aprovecha y fíjate nuevas metas, nuevas rutinas y nuevos objetivos con los que ponerte a prueba.

Logra tus objetivos de una forma sencilla